es | eu | en | fr

Depósito del Archivo de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia de Pamplona

03/15/2019
Depósito del Archivo de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia de Pamplona

El Archivo Real y General de Navarra acoge el fondo documental de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia de Pamplona / Iruña, la orquesta en activo más antigua de España, de 140 años de antigüedad. En cuanto concluya su tratamiento, se integrará en el patrimonio documental de música del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra y se pondrá a disposición de amantes de la música y de todas aquellas personas interesadas en su estudio.

El director del Servicio de Archivos y Patrimonio Documental, Joaquim Llansó Sanjuan, y la presidenta de la sociedad, Mª Jesús Artaiz Zabalza, presentaron ayer oficialmente el contenido del convenio.

El fondo de la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia se ha conservado, por diferentes razones, repartido en tres archivos distintos: por un lado, una parte ha llegado al Archivo de Navarra incluido en la donación de la familia Huarte Solchaga, concretamente la documentación de Alberto Huarte -figura esencial en la orquesta-, de la década de 1910. Este legado está actualmente en fase de identificación y organización en el archivo.

Por otro, una parte sustancial del fondo originario, el archivo de partituras, pasó en 2016 a formar parte de la Orquesta Sinfónica de Navarra. En la actualidad el Archivo de Navarra trabaja con la orquesta en un proyecto para llevar a cabo el inventario de la colección de partituras históricas, con el objetivo de integrarlo en el programa del Archivo de la Música y de las Artes Escénicas de Navarra.

Finalmente, el depósito de sociedad permite la visión de conjunto que hace posible el conocimiento y el estudio del pulso orquestal de Pamplona. Concretamente, son objeto de depósito las actas, libros de cuentas, proyectos, expedientes y documentación contable, así como el registro de socios activos (músicos y músicas) y socios protectores (donantes), estatutos y reglamentos, memorias (1933-1991), programas de mano (1940-1991), inventario del archivo musical y fotocopias de partituras. Asimismo el depósito incluye la colección de imágenes, integrada por retratos, fotografías, diapositivas y negativos (1904-1991), planos, concurso de Canto Julián Gayarre, publicaciones conmemorativas de otras instituciones, dossieres de prensa, agendas, libros y revistas, documentos sueltos e impresos.

El depósito incluye asimismo el pendón de la Sociedad.

Acuerdos contemplados en el convenio de depósito

Una vez que concluyan las labores archivísticas de tratamiento técnico de los documentos constitutivos del depósito, la documentación estará a disposición de cuantas personas se interesen por conocer la historia de la sociedad, en conformidad con los términos acordados en el convenio de depósito, entre los que destacan los siguientes:

– El Archivo de Navarra garantizará su correcta custodia y protección, y en todas las iniciativas de difusión señalará que los bienes proceden del Fondo Sociedad de Conciertos Santa Cecilia, haciendo constar la autoría que en cada caso corresponda.

– La cesión se hace por un plazo de diez años, prorrogándose automáticamente por nuevos períodos de diez años, salvo que alguna de las partes manifieste su voluntad en contrario con una antelación de seis meses. Se abre asimismo la posibilidad de una donación.

– La documentación estará descrita con la precisión suficiente para que pueda ser accesible a la investigación y susceptible de difusión.

– Anualmente se aprobará por ambas partes un plan de trabajo, que incluirá las tareas a realizar sobre dicha documentación.

– El Archivo Real y General de Navarra abordará un proyecto de digitalización del archivo depositado, que se pondrá a disposición de las personas interesadas en su investigación a través de la consulta pública, tanto presencial como en Internet. La sociedad recibirá una copia digital en alta resolución de las imágenes resultantes.

– Ambas entidades colaborarán en actividades de difusión y puesta en valor de los fondos musicales, a realizar en el Archivo Real y General de Navarra.

La orquesta en activo más antigua de España

La denominada Sociedad de Conciertos y Socorros Mutuos “Santa Cecilia” de Pamplona fue fundada en 1879, por lo que es la más antigua de las agrupaciones orquestales existentes a día de hoy en España.

En su creación influyó el afán de Pablo Sarasate por contar con una orquesta en Pamplona. Su Reglamento de 1883 señalaba que “el objeto de esta sociedad es el de elevar el arte musical a la mayor altura posible, y el filantrópico de socorrerse los asociados mutuamente en sus enfermedades o con ocasión de ellas”, bien entendido que sus setenta “socios” eran exclusivamente los instrumentistas de la orquesta.

Su primer director fue Joaquín Maya, entonces director asimismo de la Academia de Música de Pamplona, al que sucedieron figuras de la talla de Larregla, Saco del Valle y Saint Saëns.

La orquesta intervenía en los conciertos de las fiestas de julio acompañando a Sarasate y también en cuantos actos oficiales o religiosos se celebrasen en la ciudad. A la muerte del músico en 1908, la orquesta entra en declive hasta su renacimiento en 1932, con motivo de un homenaje al profesor de la Academia de Música, Felipe Aramendía.

Personalidades sobresalientes dirigieron la orquesta, como Luis Morondo entre 1945 y 1960.

Sometida a los altibajos propios de una institución más que centenaria, en muchos casos vinculados a la sucesión de acontecimientos políticos y sociales, en la continuidad de la sociedad hasta nuestros días influyó notablemente la voluntad del Ayuntamiento de Pamplona, la Diputación de Navarra y las cajas de ahorros de Navarra y Municipal de Pamplona, definida fundamentalmente a comienzos de la década de 1970 en subvencionar su actividad con la celebración de conciertos mensuales y su participación en los actos más sobresalientes de la ciudad, entre los que destacan la festividad de Santa Cecilia, las vísperas de San Fermín o el responso a Sarasate el día de Todos los Santos.

En 2016, su valiosa colección de partituras pasa a integrarse en la Orquesta Sinfónica de Navarra, si bien la sociedad conserva en su poder su archivo institucional no propiamente musical, que constituye el fondo documental objeto de depósito en el Archivo de Navarra.

Back to list