es | eu | en | fr

Sarasate y Navascués, Pablo

Sarasate y Navascués, Pablo

Pamplona, 1844 – Biarritz, 1908
Violinista y compositor

Martín Melitón Pablo de Sarasate y Navascués nació en Pamplona el 10 de marzo de 1844 y falleció en Biarritz el 20 de septiembre de 1908. Su padre fue un músico militar del que recibió las primeras nociones. Su primer concierto fue a los ocho años en A Coruña. Fue admitido en el Conservatorio de París. En Francia consiguió el premio de violín y solfeo en 1857. Al finalizar sus estudios obtuvo otro premio en Armonía.

Realizó numerosas giras por Europa, América y Oriente. Algunos compositores le dedicaron obras como la Introduction et rondo capriccioso (1870) de Camille Saint-Saëns y el Concierto en fa menor y la Symphonie espagnole (estrenada en 1875) de Edouard Lalo. Max Bruch le dedicó su segundo Concierto para violín y la Fantasía escocesa, Joseph Joachim compuso para él las Variaciones para violín y orquesta y Antonín Dvorák su Narurek, opus 49 para violín y orquesta en mi menor.

La reina Isabel II de España le regaló un Stradivarius que le acompañaría en casi toda su larga carrera.

Pablo Sarasate mantuvo una fuerte vinculación con su ciudad natal, Pamplona, a lo largo de toda su vida, ofreciendo recitales en sus visitas anuales a las fiestas de San Fermín. En 1879, nace gracias a su iniciativa, la Sociedad de Conciertos Santa Cecilia de Pamplona. 

Si bien el fondo personal de Pablo Sarasate y Navascués se encuentra en el Archivo Municipal de Pamplona, gracias  a la documentación conservada en el fondo de la Diputación Foral y Provincial de Navarra se ha podido conformar la colección Pablo Sarasate. Consta de cuatro documentos: la partitura Navarra, dedicada a la Diputación y donada por el propio Pablo Sarasate, como consta en las cartas de entrega y agradecimiento que acompañan a la obra musical; la partitura de Los pájaros de Chile, adquirida por el Gobierno de Navarra en 2009; y una carta de 1858, remitida a José Yanguas y Miranda, secretario de la Diputación, por Ignacio García, haciendo constar la justificación de los gastos de traslado a París de un joven Martín (Pablo) Sarasate, becado por la Diputación.